4:20

El hombre vive y muere muchas veces entre sus dos eternidades, la de la estirpe y la del alma, y la vieja Irlanda lo sabía.
Muera el hombre en su lecho o bien caiga por arma de fuego, una breve separacion de los suyos es lo único que debe temer. Aunque es larga la tarea de los sepultureros, sus palas son resistentes y sus musculos fuertes.
No hacen sino devolver a los que entierran a la mente de los hombres...

nice.. xD
  • 15 August 2012
  • 132